Vol​​.​​II Poemas musicalizados de Leopoldo María Panero, et alter

by TRÍO MUDO

/
  • Compact Disc (CD) + Digital Album

    PEDIDOS POR EMAIL
    Digipack DVD de cartón, lámina de Goya, CD y libreto de poemas.
    Precio 11€ Pedidos: triomudo@hotmail.com

    Includes unlimited streaming of Vol​.​II Poemas musicalizados de Leopoldo María Panero, et alter via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    ships out within 15 days
    edition of 100 

      €11 EUR or more 

     

  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.

      €3 EUR  or more

     

1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.

about

Con Volumen II Trío Mudo realiza la segunda entrega de su tetralogía de poemas musicalizados de Leopoldo María Panero como principal autor de referencia. Antonio Acién y Damián Fernández prosiguen escenificando musicalmente sentidas y emotivas piezas poéticas. Como preludio oímos el doloroso poema “Amore” del poeta malagueño José Manuel Hidalgo, un baile etílico de trago amargo, que culmina con un duro golpe de realidad y soledad. A continuación, arranca la obra con Leopoldo María Panero, “Perdido” y preguntándose con rotundidad musical si no es ahora cuando ha de morir, en un trance existencial que le sobrecoge. Pero el poeta nos ofrecerá el amor como esperanza de vida, rescatando y actualizando el bello poema “Annabel Lee” de Edgar Allan Poe, culminando con una danza triunfal en pro del amor eterno. Siguiendo la línea de amor joven y abatido, se suman los poemas “Él pensaba que era joven” de Gerard Brenan, donde otra prematura muerte sin sentido pondrá fin a todo, y “La rosa estropeada de Judas” de Javier Corcobado, donde se difuminan sonidos fronterizos, alejados del imaginario egoísta humano que levanta muros entre culturas. A mitad de la obra aparece de nuevo Panero con “La rosa de Mallarmé”, donde el poeta desespera impotente ante los límites del lenguaje para comunicar sus sentimientos más intensos, sumándose al poema un hondo toque musical de aire local. Con la poesía integrada en la música de Trío Mudo te puedes sentir identificado, o excluido, o perseguido como en “Spiritual”, donde a ritmo frenético una jauría de perros va a tu caza por ser o pensar diferente. Es entonces cuando llega “Le Bon Pasteur” para recordarnos de forma más sosegada una incómoda verdad: que somos los responsables de nuestros actos en este baile de marionetas sin resortes. Después, irrumpe una visión gélida y aterradora en mitad de la noche, el ángel de Rafael Pérez Estrada que nos vaticina un “Suceso” por todos temido, una ensoñación sobre la muerte. De cierre, Panero nos ofrecerá de nuevo como salvación ese amor que sin límites convencionales es capaz de atravesar 'Suave como el peligro" el alma, de una forma sincera y sin prejuicios. Como postludio, Trío Mudo se despide recordando los 40 años de la película “El Desencanto” de Jaime Chávarri, rescatando la escena donde el poeta expresa que su fracaso personal le resulta la más resplandeciente de las victorias, mientras suena uno de los más bellos y sobrecogedores haikus de Leopoldo María Panero.

credits

released July 10, 2017

Música de Antonio Acién y Damián Fernández Ruiz.
Poemas de Leopoldo María Panero, José Manuel Hidalgo, Gerald Brenan, Javier Corcobado y R. Pérez Estrada
Grabado, producido y masterizado por Máximo R. Banderas en Hollers Analog Studio (Málaga), abril/mayo de 2017.
Mezclas: Máximo R. Banderas y Trío Mudo
Diseño Gráfico: Manolo Luque
Edición: Trío Mudo
Contacto: triomudo@hotmail.com

tags

license

all rights reserved
Track Name: “Amore”, de J.M. Hidalgo
Ella habita donde el sol nace
y yo me arrastro donde el sol se oculta
estoy en el último límite de la noche
cerca de las tinieblas que cabalgan y llegan

habrás intuido
que nosotros dos
interpretamos un drama tragicómico

me falta la luz
y me sobra tempestad

esa es la verdad
carissimo amore
la justa e injusta verdad

pero sobre todo
ríe amore
aunque se rían de ti
y te devoren
todas las ratas del mundo

me falta la luz
y me sobra tempestad
Track Name: “Perdido”, de L.M. Panero
Si no es ahora ¿cuándo moriré?
si no es ahora que me he perdido
en medio del camino de mi vida
en medio del camino de mi vida,
y voy preguntando a los hombres
quién soy, y para qué mi nombre

Si no es ahora ¿cuándo moriré?
si no es ahora que aúllan los lobos
los lobos a mi puerta
si no es ahora que aúllan los lobos
los lobos de la muerte
si no es ahora que está como caído
mi nombre al pie de mí
y boquea, y pregunta a Dios por qué nací
y boquea, y pregunta a Dios por qué nací
Track Name: "Annabel Lee", por L.M. Panero
Hay un nombre cuyo ruido
hace temblar el aire
como si fuera de algo
de mi hermosa Annabel Lee:

el de una niña que me amó
me amo como si algo yo fuera
y que al morir supo tan sólo a Dios decir
un nombre, un ruido: Annabel Lee.

Yo era una niña y ella casi un niño
nadando los dos los dos bajo el mar:
pero no amábamos ambos de algo como hierro
y llorábamos juntos los dos, bajo el cielo.

Y ése fue el motivo quizás por el que un día
una lágrima cayó del cielo
disolviendo como un ácido el cuerpo que temblaba
de mi hermosa, y pálida Annabel Lee,

y entonces vinieron sus padres, gente de dinero
a hacerse cargo del alma, y dicen que la enterraron
bajo el mar.

Pero hoy los huesos de una niña
bailan allí junto a una roca,
cerca del reino moribundo
que hay debajo del mar,
y aún cantan esa canción demente,
la de los seres que se enterraron
juntos pronunciando a solas
el nombre de Annabel Lee.
Track Name: "Él pensaba que era joven", de G. Brenan
Él pensaba que era joven;
Luego, subiendo Storgler Pass
cuando la nieve se caía,
toda la sangre abandonó su rostro.
Tuvieron que llevarlo a cuestas
a cuestas para no volver

¡Y pensaba él que era joven! que era joven! que era joven!

Él pensaba que era joven;
luego, al ver una chica bonita
sentada, sola y triste,
le arrojó su “hola” son sonrisa.
Ella se congeló como
la cabeza de una Gorgona.

¡Y pensaba él que era joven! que era joven! que era joven!

Él pensaba que era joven;
Luego, al verse en la cama
con su tiempo cortejada,
“¿Qué? ¡Sólo una vez!” ella dijo.
“Una vez, en la noche, noche sin fin!”

¡Y pensaba él que era joven! que era joven! que era joven!

Él pensaba que era joven;
Luego, arreció un dolor lejano.
Se extendió como Panzer Cops
hasta golpear corazón y sesos.
Tres días y ya estaba muerto, ya estaba muerto.

¡Y pensaba él que era joven! que era joven! que era joven!
Track Name: “La rosa estropeada de Judas”, de J. Corcobado
Judas ha roto su guitarra
de tanto cantar la ausencia
de su Rosa estropeada.
Y es difícil respirar así
faltando el lamento
de las venas de esas cuerdas.

La noche se desliza
bajo su ajada chistera
llenando de áspera luz
su herida belleza.

Judas ha roto su guitarra
de tanto cantar la ausencia
de su Rosa estropeada.
Y una cascada de seco llanto
Brota del silencio de su corazón

La noche se desliza
bajo su ajada chistera
llenando de áspera luz
su herida belleza.

Judas ha roto su guitarra
de tanto cantar la ausencia
de su Rosa estropeada.
Y es difícil respirar aquí
donde nadie llora nada,
donde nadie llora nada,
donde nadie llora nada.
Track Name: “La rosa de Mallarmé”, de L.M. Panero
Contra el fuego de mi mano
está el latir de mi honda boca
contra el fuego está la rosa
cayendo de mi honda boca.
Que el suplicio de no sentir
dibuje en el aire la boca

de la saliva y el poema
y perdida a los pies del poema
la obsesión de la existencia.
Qué será el fuego sino una boca

La campana de la garganta
da las doce si tú quieres
como una flor en el vientre
cayendo frente al dolor

Que el ladrido de un perro
en el aire convoca
a no abrir sino una boca
en el aire del blanco horror.

Qué es el aire sino un temblor
que a la rosa convoca,
al aire en que no estamos los dos.
Qué será el fuego sino una boca.
Track Name: “Spiritual”, de L.M. Panero
Salí a la calle
y no vi a nadie,
salí a la calle
y no vi a nadie,
¡oh, Señor!, desciende por fin
porque en el infierno
ya no hay nadie.

Hoy los perros del Amo
están de caza
no preguntes por quién ladran
los perros de ese Amo
ya que es por mí.
Track Name: “Le Bon Pasteur”, de L.M. Panero
Es duro el trabajo de la pesadilla,
es duro, es duro,
arrastrar de día el carro de las marionetas,
de noche, de noche;
y ser una de ellas
mañana, mañana,

cuando abran los ojos
para no ver
que la bailarina de cuerda
danzando entre ellas
mueve ella misma
el resorte.
Track Name: “Suceso”, de R. Pérez Estrada
Cruje sumisa la escalera.
Me despierto.
Apenas llego a ver
la figura de un ángel huidizo.
Todo es oscuridad menos el ángel
y el puñal que sostiene.
De fondo, una sombra que escapa
y un grito suspendido.
Por lo demás, la noche es infinita.
Track Name: “Suave como el Peligro”, de L.M. Panero
Suave como el peligro
atravesaste un día con tu mano
imposible la frágil medianoche

y tu mano valía
mi vida, y muchas vidas y tus labios casi mudos
decían lo que era el pensamiento.

Pasé una noche
a ti pegado como a un árbol de vida
porque eras suave como peligro,

(suave) como el peligro de vivir de nuevo
como el peligro de vivir de nuevo.
Track Name: “Haiku”, de L.M. Panero
Te ofrezco en mi mano
los sauces que no he visto